Cinco puntos de los que una mujer cristiana no debe dudar

Cinco puntos de los

que una mujer cristiana no

debe dudar.

Publicado por: Beraca contenidos.

La fuerte corriente del feminismo, los movimientos sociales, la cultura de la imagen y el cuidado físico nos hacen dudar de lo que una mujer cristiana es y tienen Cristo. Ideas cuya esencia no está cimentada en el Dios de la Biblia se replican al mil por hora en el internet y eso baja a nuestras relaciones familiares, amistosas e incluso amorosas pero…

¿De qué no debes dudar si eres una mujer cristiana?

Aquí te contamos cinco puntos de los que no debes dudar de acuerdo a “Joven Verdadera”,un libro que Beraca trae para ti y que es una herramienta bíblica y poderosa para que las mujeres cristianas puedan permanecer firmes frente a un mundo que intenta seducirnos en todo momento:

1. No dudes de la Verdad. Sí, de la Verdad con “v” mayúscula, y es que actualmente la gente se refugia diciendo que “la verdad es subjetiva” o que “cada quién tiene su propia verdad”, pero la realidad es que la única Verdad es Jesucristo, como lo dice Juan 14:6, y la verdad que viene de Él, de su Palabra, es la única que nos dará libertad (Juan 8:32).

Como mujeres debemos estar comprometidas con la verdad de Cristo: creer, actuar, vivir y defender

lo que Él dice en la Biblia, y tenerla por máximo estatuto en nuestra vida. Aunque el mundo

parezca subjetivo en realidad no lo es:

la verdad se encuentra en un solo lugar,

la Verdad es Cristo y su Palabra.

2. Dios te ha dado todo para permanecer firme. Aunque el mundo parezca seductor, Dios nos ha dado todas las herramientas para estar unidas a Él, nos ha diseñado como pámpanos para estar siempre conectadas a la vid (Juan 15:5), y para disfrutar de las bendiciones que nos da al ser sus hijas.

¿Cómo lograrlo? Alimentándonos de la Palabra de Dios, permaneciendo en oración, llevando nuestras cargas a Cristo. Sin duda el capítulo 4 de “Joven Verdadera” te ayudará a profundizar en estas herramientas que Dios nos ha dado para estar en Él.

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.”

3. Dios es tu diseñador. Y como diseñador, tiene derechos de autor sobre ti. Dios definió nuestro valor, funciones y propósito mucho antes de que nosotras naciéramos, y todo esto lo refleja en su Palabra. Dios sabe cómo funcionas correctamente y solo poniéndolo al Él en el centro de tu vida y decisiones encontrarás para qué fuiste creada. No tengas temor de vivir tu feminidad apegada a la esencia que Dios ha puesto en ti al ser mujer.

4. Dios decide tu valor. Dios es el creador de la belleza, pero la belleza no es la base de la feminidad. Él nos diseñó por lo tanto Él define nuestro valor, no el mundo; a Dios le interesa nuestro corazón y nos creó para glorificarlo y servirlo con todo nuestro cuerpo… ¿Has puesto tu cuerpo al servicio de Dios o solo has cuidado tu cuerpo a tu gusto para recibir la admiración de la gente que te rodea?

5. Dios te ha dado emociones para su gloria. Sentir no está mal, ¿pero lo que sientes glorifica a Dios o simplemente es una reacción de una esencia egoísta que desagrada a nuestro Padre? ¿Estás honrando a Dios con lo que sientes? Debes saber que si estás en Cristo, puedes entrenar tus emociones a que se sometan a la verdad de Dios.

¿Cómo lograrlo? ¿Cómo profundizar en estas verdades y no dudar de lo que soy

en Dios?

Atrévete a leer “Joven Verdadera”, un libro escrito por ocho mujeres que quieren ayudarte a ser la mujer que Dios quiere

que seas.

Encuentra “Joven Verdadera” en la tienda en línea de Beraca Librería cristiana, ordena tu libro hoy y llegará hasta la puerta de tu hogar. ¡Tenemos cobertura a todo México!

Abrir chat
Hola, bienvenido (a) a Beraca. ¿En qué podemos ayudarte?